Art Prints

HAZ CLIC EN TU OBRA PREFERIDA

Art Prints

Google Website Translator Gadget

Seguidores

Datos personales

Mi foto

JESÚS  ALBERTO ARBELÁEZ ARCE 
(JALAR)
ARTISTA PLÁSTICO 
Nace en Medellín (Colombia) el 9 de Junio de 1960. 
De 1971 a 1978 estudia dibujo y manipulación cromática con los maestros Jorge Cárdenas y Marco Tulio Castaño. 
De 1980 a 1983 continúa sus estudios de Artes plásticas en el Instituto de Bellas Artes de la ciudad de Pereira. 
De 1984 a 1986 asiste al Taller del desnudo en el Museo de Antioquia. 
Ha participado en innumerables Salones de Arte y exposiciones colectivas y ha realizado 18 exposiciones individuales. 
Su obra con marcada tendencia surrealista se encuentra en: Museo Casa de la Convención, Rionegro. Administración Municipal de Rionegro. Concejo Municipal de Marinilla. Fundación Infancia para la Paz,INFAPAZ. Fundación Néstor Sanín Arbeláez. Asamblea Departamental de Antioquia…Además en diferentes colecciones privadas. 
Actualmente reside y tiene su estudio-galería en la ciudad de Marinilla, Colombia.
Celular: 311 647 68 27

LA COLUMNA DE LA SEMANA

BIENVENIDOS

jueves, 19 de agosto de 2010

EL MÁS BELLO POEMA DE PABLO NERUDA

                  WALKING AROUND 

Sucede que me canso de ser hombre.
Sucede que entro en las sastrerías y en los cines
marchito, impenetrable, como un cisne de fieltro
navegando en un agua de origen y ceniza.

El olor de las peluquerías me hace llorar a gritos.
Sólo quiero un descanso de piedras o de lana,
sólo quiero no ver establecimientos ni jardines,
ni mercaderías, ni anteojos, ni ascensores.

Sucede que me canso de mis pies y mis uñas
y mi pelo y mi sombra.
Sucede que me canso de ser hombre.

Sin embargo sería delicioso
asustar a un notario con un lirio cortado
o dar muerte a una monja con un golpe de oreja.
Sería bello
ir por las calles con un cuchillo verde
y dando gritos hasta morir de frío.

No quiero seguir siendo raíz en las tinieblas,
vacilante, extendido, tiritando de sueño,
hacia abajo, en las tripas moradas de la tierra,
absorbiendo y pensando, comiendo cada día.

No quiero para mí tantas desgracias.
no quiero continuar de raíz y de tumba,
de subterráneo solo, de bodega con muertos,
aterido, muriéndome de pena.

Por eso el día lunes arde como el petróleo
cuando me ve llear con mi cara de cárcel,
y aúlla en su transcurso como una rueda herida,
y da pasos de sangre caliente hacia la noche.

Y me empuja a ciertos rincones, a ciertas casas húmedas,
a hospitales donde los huesos salen por la ventana,
a ciertas zapaterías con olor a vinagre,
a calles espantosas como grietas.

Hay pájaros de color de azufre y horribles intestinos
colgando de las puertas de las casas que odio,
hay dentaduras olvidadas en una cafetera,
hay espejos
que debieran haber llorado de vergüenza y espanto,
hay paraguas en todas partes, y venenos, y ombligos.

Yo paseo con calma, con ojos, con zapatos,
con furia, con olvido,
paso, cruzo oficinas y tiendas de ortopedia,
y patios donde hay ropas colgadas de un alambre:
calzoncillos, toallas y camisas que lloran
lentas lágrimas sucias.

EN LA PRÓXIMA ESQUINA BULIMICA-DÁ




RELATO POETICO 

Que con su mano izquierda se sostiene sirviéndole de apoyo un resquebrajado palo que agoniza, mientras con la otra, tantea el aire asfixiantemente negro para ella, como ella, no para ti.
Su abultado cuerpo, masa informe humildemente inaguantable, se balancea al compás del toc-toc-toc de su bastón, que junto con los anteojos conforman el ideal uniforme para alimentar la miseria asexuada y vagabunda.
Ella, asidua caminante de las aceras, compañera fiel de la necesidad, maestra de fantasmas y de-li-rios, madrastra de ocho gatos que la guian te abandona, te deja su rincón putrefactamente puro, cubierto con la historia de tu historia, que se lleva tranquilamente tu tranquilidad de domingo por la tarde, amarrando con sus trenzas el fastidio inspirado por sus tripas-trapos-ojos.  rompiendo con su muerte un silencio de plegarias enfermizas, enmohecidas.
Ya no oirás el mudo bamboleo de María, ni disfrutarás con su clamoreo desquiciado, la esperanza de tu cielo repleto de angelitos primorosos se derrumba,  junto con la limosna que se pudre entre tus manos –blancas, puras, perfumadas caridades- ya que el ser receptor de tus pecados se ha marchado, orinándose en la alfombra de tus culpas hierodúlicas.
Ya no tendrás a quién tirarle con furor la puerta en las narices, moviendo coquetamente tu meñique, tu pequeño y hermoso meñique de las 5 y 30…..pero… qué harás mañana, en la mañana de mañana por la mañana, cuando tu perro no tendrá a quién morder graciosamente en el trasero, en la mañana de mañana por la mañana …..pero mañana…a nosotros la culpa… mañana no será diferente….mañana sabrás “Ayquepecadopobrecitacomoaguantarádehambreperosúbeterápidoalautoquienquitaquenosrobe”, sabrás  decir tranquilaeimpunemente: ¡que asco!.  Apúrate, apúrate…tus rezos, tus misas, tus cocteles, te están esperando…..ah..y si quieres refrendar tu pasaporte para el cielo repleto de angelitos primorosos, haslo allí…si, allí, en la próxima esquina bulímica-da.
Y así, en el limbo, en el rincón oscuro de la realidad, en ese túnel inhumano, monstruoso del olvido está María,esa mujer en cuyo mundo los colores y las formas estaban prohibidas, y que solo encontró una forma de libertad: la muerte. Allí esta, y siento que por mi cuerpo, por mi ya acabada anatomía, un ácrata camina, con el seño fruncido, de botas, buscando la salida estiercolizada de la cólera, empuñando en su diestra la tercerola oxidada del pasado, y sonrio de terror al tocar lo que era vida…hoy es materia inerte, putrefacta, maloliente, vengativa.
Con mis ososas manos resisto la embestida ululante de tu multitud microscópica  de palabras escurridas, sucias, paralógicas, que se escapan presurosas por tu morbosa cañería gutural, pisoteando, soterrando la ya raída manta , dejando entre mis uñas ese color soldadesco, liberticida.
A María de los gatos,  con dolor…con mucho dolor.

RETRATOS